Como hacer enchiladas con chile guajillo

La historia de las enchiladas

Basicamente la historia empieza a mediados del siglo 19, a lo largo del Imperio de Maximiliano de Habsburgo. Ahi se encontraba un hombre, el maestresala de Maximiliano, que se ocupaba de nutrir al emperador. Tras la caída del imperio, este hombre y su familia escaparon a Coahuila, su lugar de origen, y se llevaron un gran número de recetarios buenos. La Revolución Mexicana fue durísima en el norte, lo que obligó a la familia de este antiguo maestresala a irse a la capital del país. Necesitando conseguir dinero y con un baúl lleno de recetas de la familia Imperial, la vieja familia del mayordomo puso un restaurant que se conoce: el «Café Imperial».

Las ventajas de comer enchiladas con chile guajillo

Por lo regular estas enchiladas son demasiado nutritivas, no sólo por las verduras y la carne el queso y otros condimentos, sino más bien también por las tortillas y las salsas que le acompañan y que dan un valor nutritivo auxiliar. Estas tortillas actuales, bajas en sodio y grasa, contienen calcio, potasio, fibra, hierro y vitaminas del conjunto B.

El plato de enchiladas con chile guajillo es como servir un centro de mesa comestible. Aunque hay tanto color en su interior, sabores y aromas que abrirá el hambre hasta del más tímido de los comensales. Es mejor darlo con arroz amarillo y frijoles al puro estilo mexicano, que son más bien la guarnición y, por tanto, no son tan buenos como los frijoles.